Cómo aprovechar este tiempo en casa para fomentar la independencia en las personas con discapacidad

Verdugo (2006)* afirma que la discapacidad no puede identificarse exclusivamente como una característica del individuo, sino que debe entenderse como  un estado del funcionamiento de la persona, que depende no solo de las condiciones individuales si no que está muy influido por las oportunidades que tiene la persona para desarrollarse, así como los apoyos que se le ofrecen para facilitar tal desarrollo.

La discapacidad son las diferentes “paredes” con las que se encuentra el individuo para poder desarrollarse, desde el lenguaje que se utiliza al referirse a ellos, hasta las barreras arquitectónicas para desplazarse, pero desde casa se puede ir cambiando esta idea tan errada que se tiene acerca de la discapacidad.

Innumerables veces se escucha que los padres de familia no pueden enseñar  a los niños con discapacidad  actividades de la vida diaria como vestirse, comer y bañarse,  por que toma más  de lo normal o no creen en sus capacidades para aprender. Este tiempo en casa, por la pandemia que se vive es ideal para promover este tipo de educación no formal y fomentar la independencia en las personas con discapacidad.

El hogar es donde se inicia la capacitación para la autonomía e independencia, es un aprendizaje que se debe ir debe ir extendiendo o en los diferentes escenarios donde la persona se desenvuelve. Recordemos que no se debe sobreproteger, porque también es una manera de discriminar, el mensaje que la persona con discapacidad comprenden es que no es capaz de ser independiente, además  los priva de aprender y crecer. A través de la prueba y error los niños van descubriendo sus habilidades, sabiendo responder a los retos que se le presenten cuando el cuidador no esté presente.

Es difícil, como padres de familia, no sentir temores y dudas acerca de la autonomía de sus hijos en un ambiente donde no se está preparado para incluir a una persona con discapacidad, pero ahí está la misión de la familia y las instituciones que los apoyan. La independencia en las personas con discapacidad es permitir que se relacionen con la sociedad y no limitarles a espacios protegidos donde se relacionen únicamente con sus iguales, terapeutas, cuidadores, etc.

Beneficios de fomentar la independencia

-Mejorar Autoestima: Dejar que la persona con discapacidad realice actividades por sí sola y tome decisiones,  le ayudara a conocer de las cosas que puede lograr y por lo tanto le ayudara a sentirse bien con ella misma.

-Conocer sus límites: La  independencia  los hace conscientes de sus límites en todos los ámbitos de la vida, entenderán  que  aprender  reglas es importante para convivir en la sociedad.

-Vencer miedos: A través de la confianza en sí mismos se darán cuenta todos los obstáculos que pueden superar por ellos mismos.

-Sentido de responsabilidad: Cuanto más independientes sean,  mejor  entenderán  la importancia cumplir con las tareas asignadas.         

Ahora que ya se revisó  los beneficios de promover la independencia de los niños desde casa, hablaremos de los cambios que el padre de familia o cuidador debe realizar para hacerlos participes de estas actividades.

Primero se debe tener una actitud menos protectora, pueden iniciar este proceso dejando de ocuparse de aquellas cosas que la persona con discapacidad puede desempeñar ´por sí sola, aunque sea más fácil y cómodo hacerlo usted, es muy importante tener paciencia y permitirle que lo haga por sí mismo, recuerde que la práctica hace el maestro.

Tómese el tiempo de hablar y escuchar sus dudas acerca de realizar  las tareas, hable de aquellas situaciones en las que usted mismo tuvo dificultades para aprender, esto le enseñara que no solo él tiene altas y bajas en la vida.

Recuerde que debe establecer pequeños objetivos en este aprendizaje, para que ni usted ni el niño se frustren al no poder llegar a la meta.  Puede crear tableros de comunicación con el orden en que se realiza la tarea,  pegarlos en la pared del baño, cocina o donde la persona realizara actividad.

Cree y mantenga rutinas: Establecer rutinas diarias, facilitará el aprendizaje y tendrá un mejor comportamiento, un ejemplo de cómo establecer una rutina

  1. En la mañana, cuando te levantes…
  2. Primero, ve al baño,
  3. Luego, quítate tú pijama,
  4. Y luego, vístete.

Asignar tareas para el hogar también es algo que podemos hacer desarrollar la independencia y la responsabilidad:

* Recoger sus juguetes

*Dar comida al perro

*Poner cubiertos, manteles, platos o la tarea que crea conveniente.

*Colocar ropa sucia o limpia en el cesto que corresponde.

*Apoye sus logros

*Valor sus esfuerzos

Ayudar en casa les dará una sensación de logro y orgullo, se sentirán importantes y parte de un equipo que es la familia, todas estas vivencias les darán a las personas con  discapacidad  mejores herramientas para poder desenvolverse en la vida. Lograr la independencia o el mayor grado de la misma, es una de las mejores muestras que las personas con discapacidad culminaron su desarrollo personal y emocional.  La autonomía proporciona mejor calidad de vida ya que el individuo se siente realizado al no depender de un tercero, pero esta meta no llegará si no iniciamos este camino en casa.

Referencias:

1-Verdugo, M.A. (2006). Como mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad. Salamanca: Amarú.

Karla López

Fisioterapeuta del Instituto de Investigación para el Aprendizaje